Segunda sesión de padrinos matemáticos.

Grandes y pequeños han estado encantados. Los ahijados de 5 años entre decenas y unidades y los de 4 años entre seriaciones y casitas de números… Todos felices, todos aprendiendo y enfrentándose a nuevos retos.

¡Qué maravilloso es disfrutar del mundo de los números y del conteo de la mano de los mayores que todavía no han abandonado esa “mirada” peculiar que nos caracteriza cuando aún somos pequeños! Ardua tarea la de ser “profe”, decía alguno de los mayores y otro añadía “pero interesante”. Así son estas sesiones, oportunidades para ayudar y ser ayudados, oportunidades para conocernos mejor.

¡Vivan las matemáticas!

Si eres de quinto o eres un niño curioso no te olvides meterte en el blog “matemágicos de 5º