Homenaje a nuestros difuntos

DifuntosEn el mes de noviembre, el calendario litúrgico nos invita a celebrar la vida de los santos y de los fieles difuntos. Los santos son la gente que la Iglesia ha reconocido como de vida ejemplar. Por eso nosotros los tenemos como modelo.

Los fieles difuntos hacen más referencia a los santos particulares de cada uno, que a lo mejor no son conocidos universalmente, pero que sin ellos nosotros no seríamos lo que somos y para nosotros son los más importantes. Ellos son los abuelitos, abuelitas, tíos…, cualquiera de nuestra familia o amigos que ya no están con nosotros y que en nuestra vida han sido especiales.

Por tanto aquellos que ya no están conmigo, de alguna manera siguen vivos, en nuestro corazón. Cuidan de nosotros ahí arriba en el cielo.

Es bonito acordarnos de todas esas personas que no están aquí a nuestro lado, pero que nos están viendo y nos siguen cuidando, velando por nosotros y ayudándonos a salir de nuestras situaciones difíciles.