Convivencia

NORMAS DE CONDUCTA DEL COLEGIO

El Reglamento de Régimen Interior es el documento que establece las condiciones de Convivencia en el Centro. Las normas que aparecen en él deben ser respetadas por todos los miembros de la Comunidad Educativa. Estas normas se han adecuado a lo dispuesto en el Decreto 15/2007, de 19 de abril, que regula el marco de Convivencia en los centros docentes de la Comunidad de Madrid y, posteriormente, a la Ley 2/2010, de 15 de junio, de Autoridad del Profesor.

Las pautas establecidas por el RRI se concretan, de acuerdo con el Decreto de Convivencia y la Ley de Autoridad del Profesor anteriormente citados, en las siguientes Normas de Conducta, según las cuales los alumnos deben:

  1. Aprovechar el puesto escolar que se pone a su disposición.
  2. Respetar a todos los miembros de la Comunidad Educativa, dentro y fuera del Colegio.
  3. Mostrar tolerancia ante la diversidad, evitando conductas discriminatorias, siempre dentro del respeto a los límites que establece nuestro Carácter Propio.
  4. Respetar la autoridad del Profesor en clase y en todo el recinto escolar.
  5. Tratar correctamente a los compañeros, no permitiéndose en ningún caso el uso de la violencia física o verbal.
  6. Cuidar el aseo personal, el trato social adecuado y la corrección en el vestir, de acuerdo con las normas establecidas sobre el uniforme escolar.
  7. Usar siempre un vocabulario correcto y educado, tanto con el personal del Centro como con padres y compañeros.
  8. Asistir a clase y cumplir los horarios con puntualidad.
  9. Permanecer en el Colegio durante la jornada escolar, permitiéndose la salida de éste exclusivamente con autorización expresa del Centro.
  10. Presentar justificación válida de ausencias y retrasos.
  11. No permanecer durante el recreo o fuera del horario lectivo en las aulas y pasillos, salvo con la autorización correspondiente.
  12. No salir a los pasillos durante los cambios de clase, excepto con autorización expresa.
  13. Guardar el silencio necesario para que exista un ambiente adecuado de atención y trabajo durante las horas lectivas en las clases, en los pasillos y en cualquier espacio en el que se desarrolle una actividad escolar.
  14. Mantener una actitud correcta en clase, no permitiéndose el uso de teléfonos móviles u otros aparatos que puedan distraer al alumno y a sus compañeros.
  15. Realizar y presentar todas las actividades y trabajos que manden los Profesores.
  16. Usar correctamente y cuidar los bienes muebles y las instalaciones del Colegio y de los lugares donde se realice cualquier actividad programada por el Centro.
  17. Respetar el material y las pertenencias de los demás miembros de la Comunidad Educativa.
  18. Asistir a las clases y a las actividades docentes con el material requerido.
  19. Entregar en casa en cuanto se reciban del Colegio las circulares, los avisos, los boletines de calificación y cualquier otro documento.
  20. No falsificar o sustraer documentos académicos (boletines de calificación, exámenes, trabajos, justificaciones, partes de clase…), ni suplantar la personalidad de otros en cualquier acto de la vida docente.
  21. No consumir tabaco, bebidas alcohólicas o sustancias prohibidas dentro del recinto escolar, o fuera del mismo cuando hacerlo afecte a miembros de la Comunidad Escolar o dañe la imagen del Centro.
  22. Aceptar con el debido respeto y como parte del proceso necesario para mantener la Convivencia en el Centro los avisos, las correcciones y las sanciones encaminadas a corregir las actitudes inapropiadas.
  23. Respetar el Proyecto Educativo y el Carácter Propio del Colegio, no pudiendo cometer en ningún caso acciones que dañen la imagen del Centro y atenten contra los valores recogidos en estos documentos.

 

NORMAS DE CONDUCTA ESPECÍFICAS DE CADA AULA

Cada Tutor deberá establecer en su aula las normas específicas encaminadas a que se respeten las Normas de Conducta del Colegio.
Estas normas de aula no podrán, en ningún caso, contradecir ni dejar sin efecto las Normas del Colegio.

 

FALTAS DE DISCIPLINA Y SANCIONES

“Los Profesores del Centro, en su labor formativa, ejercerán la autoridad sobre sus alumnos, y tienen el derecho y el deber de hacer respetar las Normas de Conducta establecidas en el Centro y corregir en aquellos comportamientos que sean contrarios a las mismas…” (Decreto 15/2007 de Convivencia de la Comunidad de Madrid).

“Los Directores y demás miembros del Equipo Directivo, así como los Profesores, tendrán, en el ejercicio de las potestades de gobierno, docentes y disciplinarias que tengan atribuidas, la condición de autoridad pública, y gozarán de la protección reconocida a tal condición por el ordenamiento jurídico.” “…los hechos constatados por los Directores y demás miembros de de los Órganos de Gobierno, así como los Profesores, gozan de presunción de veracidad, cuando se formalicen por escrito en documento que cuente con los requisitos establecidos reglamentariamente.” (Ley 2/2010 de Autoridad del Profesor).

La infracción de las Normas de Conducta por parte de los alumnos dará lugar a la consideración de una serie de faltas leves, graves y muy graves que, junto a las sanciones correspondientes, se tipifican a continuación.

 

FALTAS LEVES

Son alteraciones leves de la convivencia:

1. Impedir la marcha normal de actividades: interrumpir el desarrollo normal de las clases, molestar en los pasillos, impedir el juego a otros alumnos, gastar bromas sin sentido, masticar chicle o comer pipas en cualquier lugar del Centro…

2. Retraso o impuntualidad en la entrada a clase o cualquier otra actividad escolar. La acumulación de cinco retrasos se considerará falta grave.

3. Faltas en el estudio, en las tareas diarias, en la entrega de trabajos programados o ausencia del material requerido (libros, cuadernos, agenda escolar…).

4. Realizar otras actividades en clase distintas a la materia correspondiente.

5. No informar a los padres de actividades o comunicaciones que se den a través del alumno.

6. Discusiones airadas en clase, patio o pasillos.

7. Expresiones de mal gusto, uso de “tacos”.

8. Ensuciar la clase, aseos u otras estancias del Centro.

9. Escribir en el pupitre o en el material escolar.

10. Descuidos en la higiene personal.

11. Vestimenta inadecuada a la actividad que se realiza. Uso de maquillajes o adornos excesivos, no acordes con el decoro y la estética del uniforme escolar. La tercera amonestación se convertirá en una falta grave.

12. Llevar algún piercing o adorno inapropiado.

 

Proceso de sanción de las faltas leves

Todas estas faltas serán corregidas por el Profesor afectado en ese momento haciéndoselo saber al Tutor del alumno y éste al Coordinador de Convivencia. Los hechos constatados por los Profesores gozarán de presunción de veracidad, de acuerdo con la Ley de Autoridad del Profesor.

 

Se podrá sancionar mediante:

  • Amonestaciones verbales y/o escritas en la agenda que deberán ser firmadas por los padres.
  • Expulsión de la sesión de clase y comparecencia ante el Coordinador de Convivencia o el Director. El alumno podrá ser enviado a otra aula durante un número determinado de sesiones como parte del cumplimiento de la sanción.
  • Privación del tiempo de recreo o medidas similares.
  • Permanencia en el Centro después de la finalización del horario lectivo, realizando las actividades que se determinen.
  • Peticiones de perdón en público, limpieza de lo ensuciado, pago de lo estropeado, tareas de ayuda al profesorado o a compañeros…

 

FALTAS GRAVES

Las conductas consideradas como faltas graves son las siguientes:

1. Reiteración de faltas leves.

2. Impedir repetidamente el cumplimiento de la labor docente.

3. Faltas de consideración en acciones, palabras o gestos a cualquier persona del Centro.

4. Desobediencia a las órdenes dadas por el personal del Centro: Dirección, profesorado y personal no docente.

5. Uso de un lenguaje poco adecuado para el trato entre personas en el Centro: gritos, gestos, “tacos”, insultos…

6. Trato y gestos poco edificantes con compañeros y con alumnos más pequeños.

7. Acciones que atenten contra la higiene y la salubridad del Centro: clases, aseos y otros lugares.

8. Uso de símbolos racistas, sexistas, violentos y otros de carácter discriminatorio.

9. Ausencias y retrasos reiterados a clase o actividad obligatoria programada sin justificación válida a juicio del Centro. Dicha justificación debe llevarse a cabo mediante llamada telefónica o por escrito, con antelación, si es posible, o en un plazo máximo de 24 horas posterior al hecho. Si es por motivo de salud deberá acompañarse del correspondiente justificante médico.

10. Utilizar o tener encendidos aparatos electrónicos: mp3, mp4, móviles… El Centro no se hará responsable de las posibles pérdidas o robos de dichos aparatos.

11. Daños al material escolar, bienes e instalaciones del Colegio y de los lugares donde se realice cualquier actividad programada por el Centro (realizar pintadas, romper sillas y pupitres…), intencionados o por uso indebido.

12. Incitación o estímulo a cometer una falta.

13. Incumplimiento de la sanción impuesta por la comisión de una falta leve.

 

Proceso de sanción de las faltas graves

Todas estas faltas serán corregidas por el Tutor, el Coordinador de Convivencia y el Director Pedagógico previa escucha de las partes interesadas. Los hechos constatados por el Tutor, el Coordinador de Convivencia y el Director gozarán de presunción de veracidad, de acuerdo con la Ley de Autoridad del Profesor.

 

Se podrá sancionar por medio de:

  • Amonestación escrita enviada a la familia según el modelo de parte de sanción, que deberá ser firmado por los padres y devuelto al Centro.
  • Expulsión de la sesión de clase y comparecencia ante el Coordinador de Convivencia o el Director.
  • Privación del tiempo de recreo o medidas similares.
  • Retirada temporal del teléfono móvil o del dispositivo electrónico, que quedará al cargo del Tutor. El aparato se devolverá cuando los padres hayan firmado la amonestación correspondiente, pero nunca antes de un periodo mínimo de tres días.
  • Permanencia en el Centro después de la finalización del horario lectivo, realizando las actividades que se determinen.
  • Reparación de daños materiales causados mediante pago del importe.
  • Suspensión temporal del derecho al servicio del comedor o a participar en las actividades extraescolares o complementarias por un periodo máximo de un mes.
  • Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases o actividades escolares por un plazo máximo de seis días lectivos. En este periodo el alumno deberá realizar los trabajos que se determinen.
  • Cambio de grupo por un plazo máximo de seis días lectivos. El alumno deberá realizar los trabajos que se le indiquen durante este periodo.
  • Expulsión del Centro durante un periodo máximo de seis días lectivos.

 

FALTAS MUY GRAVES

Son alteraciones muy graves de la convivencia:

1. Reiteración de faltas graves.

2. Actos graves de indisciplina, desconsideración, insultos, falta de respeto o actitudes desafiantes hacia los Profesores y el resto del personal.

3. Violencia física o verbal, dentro o fuera del Centro (agresiones, insultos graves, arrojar objetos o utilizarlos como arma…).

4. Destrozos graves de las instalaciones, bienes y materiales del Colegio y de los lugares donde se realice cualquier actividad programada por el Centro, intencionados o por uso indebido.

5. Intimidación y acoso físico o moral de manera constante, abusiva y que cree temor en los compañeros.

6. Intimidación o amenazas a un alumno de menos edad.

7. Comportamiento manifiesto racista o sexista.

8. Grabación, publicidad o difusión de agresiones y humillaciones a compañeros o de cualquier imagen no autorizada.

9. Consumo o posesión de tabaco, bebidas alcohólicas o sustancias prohibidas.

10. Posesión de objetos peligrosos (cuchillos, navajas, mecheros…).

11. Realizar acciones que pongan en peligro la integridad física de las personas, los materiales o el inmueble (prender fuego a cualquier objeto, juegos peligrosos, actos imprudentes…).

12. Hurto o robo, con o sin destrozo de material.

13. Suplantación de personalidad y falsificación de documentos académicos, apropiación de exámenes, sustracción de material de lugares exclusivos.

14. No asistencia a clase o actividad obligatoria programada por el Centro sin causa justificada válida, cuando ya haya sido sancionada en el mismo trimestre como falta grave.

15. Salir del Centro durante las horas establecidas de permanencia (lectivas, complementarias, de servicios, extraescolares) sin permiso de los padres ni conocimiento del Tutor.

16. Dañar con acciones inapropiadas la imagen del Centro, tanto dentro como fuera del Colegio, en cualquier actividad escolar o extraescolar.

17. Incumplimiento de la sanción impuesta por la comisión de una falta grave.

 

Proceso de sanción de las faltas muy graves

Todas estas faltas serán sancionadas por el Equipo Directivo (bajo la responsabilidad del Director Pedagógico, de acuerdo con el protocolo establecido de actuación) previa escucha de las partes interesadas.

Se podrá sancionar por medio de:

  • Amonestación escrita enviada a la familia según el modelo de parte de sanción, que deberá ser firmado por los padres y devuelto al Centro.
  • Comparecencia ante el Coordinador de Convivencia o el Director.
  • Permanencia en el Centro después de la finalización del horario lectivo, realizando las actividades que se determinen.
  • Reparación de daños materiales causados mediante pago del importe.
  • Suspensión temporal del derecho al servicio del comedor o a participar en las actividades extraescolares o complementarias por un periodo máximo de tres meses.
  • Cambio de grupo definitivo.
  • Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases o actividades escolares por un periodo superior a seis días lectivos e inferior a dos semanas. En este tiempo el alumno deberá realizar los trabajos que se determinen.
  • Expulsión del Centro por un periodo superior a seis días lectivos e inferior a un mes.
  • Cambio de Centro cuando no proceda la expulsión definitiva.
  • La sanción máxima para este tipo de conductas será el Expediente Disciplinario, que llevará consigo la expulsión definitiva del Centro.

 

Protocolo de actuación para faltas muy graves

  • El Profesor afectado informará al Tutor correspondiente.
  • Este informará a su vez al Coordinador de Convivencia.
  • El Director Pedagógico y el Coordinador de Convivencia, tras escuchar a las partes interesadas, establecerán la sanción que deberá aprobar el Equipo Directivo. Los hechos que constaten gozarán de presunción de veracidad, de acuerdo con la Ley de Autoridad del Profesor.
  • Se comunicará la sanción a los padres mediante el parte correspondiente, que deberán devolver firmado.
  • En caso de expulsión, el Tutor deberá comunicar la sanción a los padres, mediante llamada telefónica o en entrevista personal, y estar en posesión del parte firmado antes de hacer efectiva la medida.
  • Los padres deberán responsabilizarse del alumno expulsado durante el horario escolar los días en que permanezca suspendido del derecho de asistencia.
  • Cuando la falta se produzca por no llevar el uniforme adecuado o por presentar un aspecto descuidado, desaseado o no acorde con la imagen del Centro, de forma reiterada y a pesar de haber sido advertido previamente, el alumno no podrá acceder a las clases. En el momento se informará a los padres de la medida mediante llamada telefónica para que se hagan cargo de su hijo de manera inmediata y hasta que corrijan la situación.
 ANEXO A LAS NORMAS DE CONDUCTA: UNIFORME ESCOLAR

UNIFORMIDAD DE LAS ALUMNAS

  • Uniforme azul marino. Para verano falda azul marino.
  • Blusa blanca. Babi a rayas azules para infantil y primaria.
  • Rebeca azul marino. Calcetín, o medias blancas o azul marino.
  • Zapato color negro.
  • Prenda de invierno, azul marino.

UNIFORMIDAD DE LOS ALUMNOS

  • Pantalón gris, Camisa blanca. Babi para infantil y primaria.
  • Suéter cuello pico, color granate. Calcetín blanco o azul marino.
  • Zapato color negro.
  • Prenda de invierno, azul marino.

UNIFORMIDAD PARA EDUCACIÓN FÍSICA

  • Chándal según diseño, con escudo.
  • Camiseta blanca, según diseño.
  • Zapatillas de deporte blancas

CONSIDERACIONES GENERALES

  • La ropa de abrigo debe ser de color azul marino (no sirve ropa vaquera).
  • Los complementos (guantes, bufandas, pañuelos, gorros…) deben ser acordes con la estética del uniforme, sin diseños llamativos ni simbologías o mensajes que atenten contra las Normas del Centro.
  • Durante las clases, en aulas y pasillos, no se podrán llevar puestos dichos complementos, a excepción de bufandas y pañuelos, que se podrán usar para proteger la garganta en caso de malestar, recogidos por dentro del jersey, y solo en color azul marino o blanco.
  • La falda debe cubrir hasta la rodilla.
  • El baby es obligatorio hasta 6º de Primaria.
  • Los alumnos/as no deben llevar maquillajes, pinturas ni adornos excesivos o inapropiados, no acordes con el decoro y la estética del uniforme colegial. Los cortes de pelo y los peinados seguirán esta misma pauta de adecuación a la imagen marcada por el Centro.
  • Las infracciones se sancionarán de acuerdo con el siguiente proceso:
  • Cualquier Profesor podrá llamar la atención al alumno infractor e informar al Tutor, que lo anotará en la agenda como falta leve.
  • La acumulación de infracciones leves se considerará falta grave, y conllevará el parte y la sanción correspondientes.
  • Cuando una nueva reiteración dé lugar a una falta muy grave se seguirá el protocolo correspondiente anteriormente descrito.
ANEXO II A LAS NORMAS DE CONDUCTA: PROTOCOLO DE ACTUACIÓN EN CASOS DE ACOSO ESCOLAR

Qué es acoso escolar y tipos

El acoso escolar es un tipo específico de violencia, que se diferencia de otras conductas violentas que un alumno puede sufrir o ejercer en un determinado momento, por formar parte de un proceso con cuatro características que incrementan su gravedad:

  • No se limita a un acontecimiento aislado, sino que se repite y prolonga durante cierto tiempo, con el riesgo de hacerse cada vez más grave.
  • Se produce en una situación de desigualdad entre el acosador y la víctima, debido generalmente a que el acosador suele estar apoyado en un grupo que le sigue en su conducta violenta, mientras que la principal característica de la víctima es que está indefensa, que no puede salir por sí misma de la situación de acoso.
  • Se mantiene, y esto es muy importante, debido a la ignorancia o pasividad de las personas que rodean a los agresores y a las víctimas sin intervenir directamente. De lo contrario, si intervinieran a las primeras manifestaciones de violencia, éstas no se repetirían convirtiéndose en un proceso continuado de acoso.
  • Suele implicar diversos tipos de conductas violentas, iniciándose generalmente con agresiones de tipo social y verbal e incluyendo después coacciones y agresiones físicas.

 

Entre las conductas que los acosadores dirigen a la víctima pueden distinguirse los siguientes tipos:

  • Exclusión: Ignorándola sistemáticamente, impidiéndole participar, aislándola intencionadamente de las interacciones entre iguales.
  • Agresiones verbales: Con insultos, a través de burlas, motes, o ridiculizándola. Cuando la víctima pertenece a un colectivo que es objeto de discriminación en el conjunto de la sociedad, por pertenecer, por ejemplo, a una minoría étnica. Esas agresiones verbales suelen aludir a dicha característica, dando así origen a acoso racista, xenófobo, homófobo o sexista.
  • En ocasiones, estas agresiones verbales giran en torno a dificultades de la víctima (como tener una menor agilidad o alguna necesidad especial, por ejemplo). En otros casos, por el contrario, son precisamente cualidades de la víctima valoradas por la sociedad (como el rendimiento, llevarse bien con las figuras de autoridad o tener una apariencia que suscita envidia) las que son ridiculizadas en los motes.
  • Agresiones contra sus propiedades: Escondiéndole, rompiéndole o quitándole cosas.
  • Agresiones físicas: A través de golpes, empujones…
  • Coacciones: Obligándole a hacer algo que no quiere con amenazas (como traer dinero u objetos, hacer trabajos o sometiéndose a participar en situaciones que no desea).
  • Acoso sexual: De tipo verbal (con frases o insultos que ofenden sexualmente) o forzando con coacciones a determinadas conductas.

Pasos a seguir ante un posible caso en el Centro

  • Recogida de información sobre el caso:
    • A través de los Profesores del grupo así como de Profesores de cursos pasados, conocer las actitudes y comportamientos de ambos alumnos (acosador y acosado). Es muy importante averiguar cuanto tiempo llevan produciéndose las conductas de acoso y descartar así otros problemas de convivencia ordinarios.
    • Acerca de las familias de los implicados.
    • A través del propio grupo de referencia con materiales específicos (cuestionarios, casos prácticos, etc. disponibles en el centro).
    • Entrevista individual y “formal” con el/los alumno/s afectado/s: evitar pasillos, propio aula, etc. Si es posible, buscar momentos en que el grupo no perciba la ausencia del compañero, por ejemplo recreos, educación física, salidas, etc. Procurar que sea una escucha activa del caso, sin interpretaciones personales, intentando no dar respuestas hechas al alumno.
  • Sanción de las posibles conductas de acoso: Las consecuencias de las conductas de acoso deben ser penalizadas como tales según el Plan de Convivencia, al margen de la intervención posterior que se llevará a cabo con la conducta acosadora.
  • Análisis de la información obtenida en los cuestionarios, entrevistas, etc. Elaboración, por parte del Tutor, de un sociograma del aula para ver las coincidencias entre las distintas fuentes.
  • Entrevista individual y “formal” con el/los acosador/es, a ser posible, en las mismas circunstancias que con los afectados.
  • Entrevista individual con las familias de los implicados: Se comentarán los resultados obtenidos en el sociograma procurando evitar los calificativos, tratando de mostrar la información de forma objetiva y siempre presentándola desde el punto de vista del grupo. Se expondrán las distintas medidas que el Centro esté llevando a cabo para solucionar el conflicto y se propondrán alternativas externas al Centro (valoración de la situación en el hogar, centros de ayuda psicopedagógica, CAF, etc.)
  • Careo en pequeño grupo entre acosador/es y acosado/s: Planteamiento abierto del problema y búsqueda conjunta de soluciones (análisis de roles, cambios de actitudes al verse enfrentados…). Sería conveniente que ellos mismos plantearan soluciones al conflicto.
  • Seguimiento individualizado de la situación.